vuelta-al-cole-zaragoza

Vuelta al cole y vuelta a la rutina del sueño

Septiembre ya está aquí, y seguro que muchos de vosotros estáis inmersos en plena vuelta al cole. Por eso, es importante recuperar los hábitos y las rutinas que teníamos antes de verano y volver a unos horarios más rígidos para que, cuando debamos cumplirlos, no supongan un caos para los pequeños de la casa. Debemos saber que no podemos volver a la rutina que teníamos antes de verano bruscamente, sino que debemos hacerlo paso a paso para que los niños consigan adaptarse. La mejor opción es crear un período de adaptación con el que ir recuperando poco a poco los ritmos de los pequeños e ir creando un nuevo horario en el que toda la familia se sienta cómoda, tanto los padres como los niños.

¿Cómo afrontar la vuelta al cole?

  • Contarle los cambios con anticipo: es recomendable ir contándole poco a poco todos los cambios que va a experimentar en las próximas semanas. Le podemos decir que: empieza la guardería o el colegio, que va a conocer a nuevos niños, que va a levantarse más temprano…
  • Introducir los cambios de uno en uno, sobre todo, si las nuevas rutinas son totalmente nuevas para los niños. Si en cambio son rutinas que ya tenían antes de verano, puede hacerse de manera más ágil porque ya las tienen como “recuerdo” y será más fácil recuperarlas.
  • Hacerlo de forma progresiva. No podemos pretender que si durante el verano nuestro hijo se ha levantado a las 10, de un día para otro pueda despertarse a la 7. Por eso, es importante hacer cambios progresivos, por ejemplo, levantarse cada día media hora antes, para que así, el cambio no sea brusco.

Paso a paso

Es importante no intentar cambiar todas sus rutinas de vez. Por eso, es recomendable hacerlo poco a poco y teniendo especial cuidado con cada una de ellas.

  • La hora de irse a dormir. Es, sin duda, el primer paso. Para que la hora de irse a la cama sea cada vez más temprana, podemos organizar distintas actividades por la tarde para que el niño se vaya cansando progresivamente y pueda conciliar mejor el sueño por la noche.
  • La hora de levantarse. Esta rutina es consecuencia de la primera. Cuanto antes se vaya a la cama, antes se despertará. Es importante que sus horas de sueño sean de calidad y que todas las noches el niño duerma siempre lo mismo.
  • La hora de comer. Fijar unas horas de comida, un menú sano y organizado, fuera de los excesos y las deshoras de verano.
  • La hora de entrar al cole. Normalmente cuando los niños empiezan el colegio tienen un periodo de adaptación para ir dejándole más horas conforme avanza la semana.

Como habéis visto, el descanso es una de las partes más fundamentales a la hora de la vuelta al cole de los más peques. Por eso, es importante que nuestros hijos tengan un colchón adecuado dependiendo de sus necesidades, hábitos y su tipo de cuerpo. En Diez Minutitos Más, te asesoramos y ayudamos en todo el proceso de compra. ¡Pregúntanos o ven a conocernos!