dormitorio-para-los-niños

¿Cómo elegir el mejor dormitorio para los niños?

Como ya hablamos en otra ocasión en nuestro blog, la decoración de un dormitorio es fundamental para conseguir un buen descanso tanto en adultos como en niños. Pero especialmente en estos últimos. Cuando decidimos montar un dormitorio infantil debemos tener en cuenta varias cosas ya que será el espacio principal donde nuestro hijo pasará muchas horas: jugando, haciendo los deberes, durmiendo… Por eso, es muy importante saber elegir adecuadamente todos los elementos que compondrán su habitación desde el color de las paredes hasta el colchón en el que dormirá. Es fundamental seguir unas pautas para conseguir el mejor dormitorio para los niños.

El color con el que pintemos las paredes y decoremos el dormitorio es uno de los aspectos clave. Años atrás, era muy común pintar la habitación de azul para los niños y de rosa para las niñas, pero, ¡es hora de dejar atrás esto! Existen un montón de colores que pueden encajar a la perfección en la habitación de nuestros hijos. ¿Qué color es el mejor? Todo depende de la personalidad del niño y de sus hábitos y necesidades.

  • Azul: este color se caracteriza por transmitir calma, paz y tranquilidad, sobre todo en tonos claros. Además, es capaz de disminuir los sentimientos de enfado y ansiedad que pueda experimentar el niño, logrando calmarlo.
  • Verde: es un color que estimula, mejora la capacidad lectora y la concentración. Es uno de los colores que más se utilizan a la hora de decorar las habitaciones de los pequeños, sobre todo en tonos claros, ya que un verde chillón puede resultar demasiado pesado.
  • Amarillo: este es un color neutro muy recomendable para utilizar en la habitación de los niños, pero eso sí, en tonos claros, nada de amarillo chillón. Este color está asociado con la felicidad y la motivación, valores que queremos fomentar a nuestros hijos. ¿Lo mejor? Utilizar este color en pequeñas dosis, como por ejemplo en sillas, mesas o incluso en el cabecero de la cama.
  • Rosa: el rosa ha sido uno de los colores más utilizados en las habitaciones de los más pequeños desde siempre, sobre todo en la de las niñas. En tonos claros, es un color que relaja y calma como el azul, pero no debemos abusar de él, ya que es un color que puede cansarnos a largo plazo.

Una vez decidido los colores con los que vamos a decorar la habitación, debemos elegir los muebles que vamos a colocar en el espacio. Estos han de ser multifuncionales y que se adapten a las necesidades del niño, es decir, necesitamos muebles que puedan ir modificándose y cambiando conforme los niños vayan creciendo. Pero, sobre todo, y lo más importante es escoger elementos de calidad para que los niños disfruten del mayor confort y bienestar. Por eso, elegir el mejor colchón es fundamental y hay que tener en cuenta la edad y cuerpo del niño, ya que,  para cada etapa se recomienda un tipo de colchón. Hace unas semanas ya os contamos en un post de nuestro blog, cómo elegir el mejor colchón para los niños sabiendo qué aspectos hay que tener en cuenta: material, tamaño, grosor….

En Diez Minutitos Más, tenemos una amplia variedad de colchones que se adaptan a todas las etapas de crecimiento del niño, y,  además, te asesoramos y ayudamos en todo el proceso para que tomes la mejor decisión. Seguro que conseguirás el mejor dormitorio para los niños. . ¡Pregúntanos!