como-duermen-aragoneses
0 Comentarios

¿Cómo duermen los aragoneses?

Un buen descanso es parte fundamental en nuestra vida diaria. Y es que, sin él, es imposible rendir al máximo en nuestras tareas cotidianas tanto dentro como fuera de casa. En España, más de 4 millones de personas sufren insomnio crónico y entre un 25% y un 35% de los adultos los padecen de forma transitoria en alguna ocasión. Algunas personas padecen insomnio inicial, esto es la dificultad para conciliar el sueño, lo que se agrava con lo que se conoce como insomnio terminal: despertarse varias veces durante la noche o levantarse mucho antes de la hora prevista. Todo esto hace que el descanso nocturno no sea el adecuado y, por tanto, por la mañana no nos encontremos al 100%, lo que repercute en nuestras actividades diarias.

Un estudio que recoge los hábitos de sueño de los españoles afirma que somos los más tardíos a la hora de acostarse si lo comparamos con el resto de Europa. Más del 70% de los españoles se va a la cama entre las 23.00 horas y la 1.00, y, además, este porcentaje crece mucho más en Aragón, donde alcanza el 84%. Pero no solo eso, nuestra comunidad está en el ‘Top 3’ de territorios donde peor se duerme, solo por detrás de La Rioja y Castilla La Mancha. Otro de los puntos que se contempla en este estudio es la ayuda para dormir que algunas de estas personas necesitan. Un 14% de los aragoneses consultados afirman haber tomado algún tipo de tratamiento con prescripción médica al menos una vez por semana.

Un adulto debería dormir entre 7 y 9 horas por semana, algo muy difícil de conseguir por gran parte de los ciudadanos ya que casi la mitad duerme menos de 7 horas. Sobre todo, en las mujeres, ya que un 10% de las aragonesas afirman que duermen cuatro horas o menos al día. Esta reducción de descanso nocturno puede tener graves consecuencias para la salud: aumenta el riesgo de padecer hipertensión, sufrir un infarto o un ictus, entre otras. Hay muchos factores externos que provocan insomnio como el estrés, aunque también puede influir el ambiente como, por ejemplo: intentar dormir con ruido, luz o una temperatura que no es la adecuada.

Lo más importante en estos casos, cuando el insomnio ya se ha instalado en nuestra vida, es solicitar ayuda de nuestro médico. Pero, además, no debemos olvidarnos de que el colchón es parte fundamental en nuestro descanso, si no tenemos el adecuado, será muy difícil dormir a pierna suelta. ¡Pregúntanos y nosotros te aconsejamos!