¿Cómo elijo mi colchón?

Elegir un buen colchón es fundamental para nuestro descanso. Existen muchos modelos en el mercado pero, ¿cuál elijo? En Diezminutitosmas.es te ayudamos a tomar esta decisión para que te lleves a casa un buen colchón, fabricado en España, sin intermediarios y con todas las garantías para que duermas, sueñes y descanses.

¿Qué tipos de colchones existen?

En el mercado podemos encontrar Colchones H.R. + visco, colchones de látex, de muelles independientes y clásicos… ¿Cuál es la diferencia?

Visco elástica
Colchones de látex y visco:

Tanto los colchones de Látex como los colchones de Visco se fabrican a partir de bloques flexibles espumados de diferentes materiales, HR. Visco, Látex, Foam… La principal característica es la nula transmisión de movimientos.

Lo que significa que no tienen un “efecto rebote” que nos transmita nuestros propios movimientos o los movimientos de nuestro compañero de sueños.

Colchón de muelles
Colchones de muelles, independientes clásicos y ensacados:

Los colchones de muelles, tanto los clásicos como los independientes ensacados, son un soporte perfecto para el descanso, utilizado durante décadas. La principal característica de los sistemas de muelles es su contrastada calidad.

Estos bloques de muelles se tapizan con diferentes y variados materiales que dan como resultado un amplio surtido de modelos.

¿Qué diferencias hay entre unos colchones y otros?

tacto
El tacto:

Es lo que notamos cuando simplemente apoyamos la mano en el colchón, lo que nos da la primera sensación al introducirnos en la cama y nos recibe cuando nos acostamos. En nuestros modelos le indicamos si este es suave, firme o compacto. Elegiremos un tacto u otro dependiendo de nuestra postura de descanso.

soporte
El soporte:

Es lo que notamos, mas allá del tacto, cuando ya todo nuestro cuerpo está apoyado sobre la cama. La sensación general de nuestro cuerpo en posición de reposo. La distinguimos entre suave, firme y compacto. Dependiendo de nuestro peso y edad necesitamos un soporte u otro.

¿Qué colchón es mejor para mí?

Peso y edad:

Son dos factores que suelen ir acompañados, a mayor edad mayor peso. No obstante, cada persona es única y diferente. Por este motivo e independientemente del peso, si el usuario del colchón es un niño en edad de crecimiento aconsejamos un soporte firme, para ayudar a un correcto desarrollo de su estructura ósea.

El soporte ideal con relación a nuestro peso será:

  • Peso inferior a 60Kg:  Soporte firme / suave
  • Peso entre 50Kg y 110Kg: Soporte firme / compacto / suave
  • Peso mayor de 110Kg: Soporte firme
Postura de descanso:

Debemos tener en cuenta cuál es nuestra posición de descanso a la hora de decidirnos por un modelo de colchón u otro. La ideal será en la que habitualmente despertemos, ya que es ésta la que nuestro cuerpo decide inconscientemente que nos resulta más cómoda y placentera.

El tacto de nuestro colchón será lo que ayudará a nuestro inconsciente a adoptar esta postura más rápidamente mientras dormimos:

  • Si dormimos de lado: Tacto suave o compacto.
  • Si dormimos boca abajo o boca arriba: Tacto compacto, firme o suave, según nuestro gusto.
Colchón actual:

También es muy importante la experiencia personal de cada cual y valorar cómo nos hemos encontrado con el colchón que hemos utilizado hasta ahora. Hay que compararlo con las diferentes opciones que el mercado actual ofrece, teniendo en cuenta que en estos últimos años han aparecido materiales muy novedosos que aportan altos niveles de confort.

Así pues debemos buscar un producto que mantenga las cualidades que nos gustan de nuestro actual colchón, pero que mejore las deficiencias que nos hacen plantearnos un cambio en nuestro descanso.

Uso al que destinemos nuestro colchón:

Es lógico pensar que a una mayor frecuencia de uso necesitaremos un producto de mayor calidad y, consecuentemente, la calidad es sinónimo de precio.

Todos nuestros colchones cumplen con creces los estándares de calidad que se espera de su nivel de precio; siendo nuestra relación calidad-precio de las mejores del mercado. Por lo tanto:

  • Para un uso esporádico: Será suficiente con los modelos más económicos de nuestra gama.
  • Para un uso diario: Le aconsejamos nuestros modelos de gama superior; seguro que encuentra el que se adapta a sus necesidades.
¿Cómo obtener un descanso de calidad?

Rutina

Un horario regular.

Mantener un horario regular, siempre que sea posible, acostándonos y levantándonos a la misma hora cada día. Además, si durante el día realizamos una siesta corta dormiremos mejor por la noche. No trabajemos en la cama o en nuestro cuarto, esto le da a nuestro cerebro un lenguaje equivocado de lo que significa nuestro descanso.

deporte

Evitar el ejercicio antes de dormir.

El deporte estimula y, si se ejercita antes de dormir, el cuerpo tardará más tiempo en relajarse y conciliar el sueño. Asimismo, es aconsejable que tambén se practique deporte a una hora regular todos los días.

dieta saludable

Evitar cenas contundentes, el tabaco y el alcohol.

No comamos cenas pesadas antes de dormir, ni bebidas energéticas o que contengan cafeína. No fumemos, ni bebamos alcohol, también son estimulantes que nos mantendrán despiertos. Además, disminuyen el oxígeno que debe llegar a nuestro cuerpo y nos impedirán descansar completamente.

Ambiente óptimo

Interioriza estos hábitos saludables.

Cerremos puertas y ventanas para que el ruido no pueda molestarnos y así crear un ambiente propicio. Ventilemos el dormitorio antes de dormir, cambiemos las sábanas regularmente y usemos aromas relajantes que estimulen el sueño, como la lavanda.

Un baño caliente con manzanilla y algunas sales nos calman y preparan al cuerpo para el descanso. Ropa cómoda para ir a la cama, sin botones, con materiales transpirables, que nos permitan movernos durante el sueño.

¿Cómo alargo la vida de mi colchón?

Cómo limpiar el colchón

HIGIENE

Proteja su colchón con una funda adecuada, que permita ser lavada periódicamente. Se aconseja aspirar su colchón al menos dos veces por año para eliminar completamente las partículas, ácaros etc. Airee diariamente la habitación donde duerme, ayudará a crear un ambiente saludable y evitará la aparición de manchas de humedad.

Base colchón

BASE

Debemos evitar la utilización de una base inadecuada o desigual. Los colchones deben colocarse preferentemente sobre somieres firmes de láminas o bases tapizadas con aireación. Sobre tatamis o somieres de muelles, se corre el riesgo de humedades y deformaciones no cubiertas por nuestra garantía.

Voltear colchón

CAMBIO DE POSICIÓN Y VOLTEO

En los colchones de una sola cara, es aconsejable al menos 3 veces por año voltear de pies a cabeza nuestro colchón, para alternar las zonas donde se recibe más o menos peso y evitar así la deformación acelerada de los materiales. En los de dos caras, además voltear completamente 2 veces al año, verano e invierno.