¿Cómo conseguir que nuestros hijos duerman mejor por la noche?

Las técnicas de relajación en nuestra vida diaria deberían ser indispensables, ya que son muy beneficiosas para la salud. No es ningún secreto que los expertos recomienden mantenerse relajado durante los momentos previos al sueño para obtener un descanso pleno y de calidad. Existen diferentes ejercicios de relajación y debemos elegir los que mejor se adapten a nosotros. Es decir, hay que saber escoger qué tipo de técnica es la que más nos conviene, ya que, probablemente, no causarán los mismos efectos en un niño que en un adulto.

Desde siempre se nos ha repetido que el descanso es fundamental y, sobretodo, entre los más pequeños, ya que se encuentran en plena etapa de desarrollo. Los expertos nos proporcionan varias técnicas de relajación previas al sueño para los más benjamines de la casa. ¡Apuntad!

 

  • Una de las técnicas más utilizadas y que mejor funcionan es recurrir a la relajación por medio de la imaginación. Contar cuentos, imaginar historias y lugares mágicos, entre otros, permite a los pequeños situarse en un ámbito de seguridad y confort que les transmite cierta tranquilidad.
  • Un buen baño antes de irse a acostar creará un ambiente adecuado para la relajación. Este momento debe ser tranquilo y se puede aprovechar para comentar las cosas más agradables del día. No es recomendable mucho nivel de actividad ni demasiados juegos activos después de la ducha.
  • También es importante la costumbre alimenticia. Los expertos recomiendan que los niños cenen al menos una hora antes de irse a dormir y que ingieran alimentos que ayudan a inducir el sueño, como por ejemplo el pescado, la leche, los huevos, entre otros.
  • Focalizarse en las sensaciones del pequeño es una buena forma de entrar en un estado de relajación. Con frases como: “Siente como tu pierna pesa mucho y la dejas caer”; “Te sientes relajado y tranquilo”, etcétera.

Es importante que los niños duerman bien pero no nos debemos de olvidar de nuestro descanso. Para los adultos, los expertos recomiendan otro tipo de técnicas como la respiración. Respirar hondo varias veces proporciona un estado de paz y de relajación propicios que ayudan a inducir el sueño.

Por otro lado, también se recomienda la técnica de relajación progresiva de Jacobson, que consiste en ir tensando y destensando los distintos músculos del cuerpo a la vez que se controla la respiración. Los expertos también proponen dedicarle un tiempo a la lectura antes de dormir, ya que proporciona un estado de tranquilidad que induce al sueño.

Estos son algunos trucos y consejos que podemos seguir para conciliar mejor el sueño. Pero lo más importante para obtener un buen descanso es elegir el mejor colchón. En Diez Minutitos Más, tenemos más de 30 años de experiencia y estamos especializados en el sector. Te ayudamos y asesoramos siguiendo tus características y hábitos de descanso. ¡Pregúntanos!